martes, 21 de julio de 2009

Para siempre capítulo 10

Los meses pasaron volando, Florencia estaba más feliz que nunca sus hijos estaban cada vez más grande, y mas inquietos a los siete meses Erick ya estaba empezando a dar sus primeros pasos, Margarita todavía gateaba pero sabía que pronto seguiría los movimientos de su hermano era como si tuvieran alguna conexión entre ellos dos.
Federico seguía trabajando, pero con menos horas para disfrutar de los momentos que le ofrecían sus hijos, y también para irse a dormir temprano con su esposa, la mayoría de las veces para hacer el amor, pero algo que tenían que fortificar era la confianza mutua, y para eso tenían mucho tiempo. Esa noche cumplían un aniversario más de casados Florencia había bañado a los gemelos y puesto a dormir lo antes posible, para que ella se pudiera arreglar, y así darle una sorpresa a su marido.
Federico estaba muy cansado, pero la expectativa de regresar a los brazos de su mujer en su aniversario era algo que lo impulsaba tremendamente, aparte Florencia nunca se esperaría la sorpresa que le tenía preparada. Estaba tan absorto en sus pensamientos que no se dio cuenta del ambiente que reinaba en su casa, hasta que le llegó el olor a incienso y de las velas aromáticas que una vez habían utilizado en una sesión de sexo en la bañera.
Al llegar al comedor se dio cuenta del banquete que le esperaba en la mesa, pero no veía a su mujer por ninguna parte hasta que la sintió detrás de él, inmediatamente quiso voltearse pero ella no lo dejo.
-mmm… tendrás que esperar un momento para verme-Le susurro Florencia mientras le daba un pequeño mordisco al lóbulo de su oreja, y le quitaba la chaqueta.
El gemido de Federico, hizo que Flor se sintiera mas osada en sus movimientos y sin dejarlo voltear lo llevo a la silla del comedor, ahí le puso en los ojos una venda color verde jade.
-amor, no se lo que me vas hacer, pero esto me esta poniendo muy caliente-
-si, amor así es como me siento yo ahora, ahora solo siente, y no hables.-
Federico no sabía que iba hacer su mujer, solo sentía los dedos de ella vagando por todo su cuerpo desvistiéndolo lentamente, hasta que un pequeño escalofrío lo recorrió de pies a cabeza y la risa de su mujer hicieron que se excitara más.
-me estas matando, lo sabes ¿verdad?-
-sí, y me encanta-
- a mi también amor, pero sabes que pagaras la tortura-
-solo si en la tortura esta incluida tu lengua- Las palabras dichas de su mujer en un ligero susurro en su oreja y las imágenes de cómo podían darle uso a su lengua en el cuerpo de ella, hizo que Federico casi acabara, pero con toda la entereza del mundo aguanto.
Florencia estaba muy entusiasmada con el poder que tenía, aunque a veces Federico la dejaba llevar la batuta cuando hacían el amor, no se comparaba con lo que ahora estaban experimentado, le gustaba que su amor, aunque no estuviera amarrado de las manos, no hiciera el intento de tocar. Agarrando una pequeña porción del asado que estaba sobre la mesa, se lo llevo a la boca y lentamente s sentó a horcajadas de su marido, dándole la comida de boca a boca pero solo para que sus labios se rozaran sin llegar a tener más contacto; podía sentir el miembro de Federico palpitando duro y caliente, la sensación de su piel con la tela tan delgada de su camisón era excitante, no podía dejar de sobarse en el cuerpo de su marido, este ya no pudo más y la agarro por la cintura trepándola al filo de la mesa, se quito rápidamente la venda de los ojos y subiéndole el camisón que ahora podía ver que era de color negro pero la tela era transparente se podía ver todo el cuerpo desnudo de su mujer; y sin más preámbulos se zambullo en el centro de Florencia deleitándose con el néctar que se derramaba, su lengua mancilla la entrada, mientras sus dedos se clavaban en las caderas para acercarla más.
Los dedos de Florencia se enredaron en el pelo sedoso de su marido mientras lo empujaba más hacia ella, su cuerpo estaba a punto de explotar, y si no lo hacia en este momento, podría morirse, como si hubiera llamado a la suerte, sintió desde el centro de su ser como ráfagas de puro placer se vaciaban hasta su cabeza, explotando en un torrente de lava que su marido se encargo de consumir.
El cuerpo de Flor estaba lánguido en el más eterno placer, y sin más preámbulos fede se la llevo a la cama, ella dio una pequeña protesta.
-¡no!, no hemos terminado de cenar-
-¡oh!, cariño en eso estate segura- la voz sexy y ronca de su marido hizo que su excitación volviera, pero ahora si no la encontraría con la guardia baja, Si Federico se impresiono por lo que paso en el comedor, el dormitorio fue más impactante la cama estaba decorada con sabanas negras y brocado dorado, el dosel era transparente pero lo mejor eran los diversos cojines que se encontraban derramados en la enorme cama, parecía un harén exclusivamente para que su mujer le diera placer, las cintas rojas estaban colgadas en el cabecero, Federico quería volver utilizarlas, pero nunca se imagino que el seria el amarrado esta vez, y así se lo hizo saber su mujer cuando ella quedo arriba de él, y sin dejar de besarlo se fue moviendo sensualmente sobre él hasta llegar a su ombligo, pero no bajo más ya que por haberla tocado se merecía un castigo.
-sabes amor, esto de ser tu ama me gusta y se me ha ocurrido un castigo por tu desobediencia-
Federico alzo su cabeza un poco alarmado, no creía que a su mujer le pudiera gustar el masoquismo, Flor leyendo el pensamiento de su esposo soltó una pequeña carcajada.
-no es lo que te estas imaginando, pero se que lo disfrutaras mucho-
Sin más preámbulos se quito lentamente el camisón, pero no sin antes acariciarse los senos para pasar al estomago donde se daba pequeños peñizcos alrededor del ombligo, antes de bajar a su pubis donde se detuvo solo un momento para volver a subir a su ombligo, cada vez iba bajando más hasta que llegó al clítoris donde empezó a masajearse lentamente, mientras cerraba los ojos y echaba la cabeza hacia atrás. Fede la contemplaba mientras ponía toda su entereza en aguantar ya que no le quedaba de otra estaba realmente excitado sobre todo cuando su mujer se introdujo un dedo dentro de ella, vio que sus movimientos eran más frenéticos hasta que vio la sonrisa de felicidad que se dibujo en la cara de su mujer, después de unos minutos miro a su marido y tímidamente le pregunto que si le había gustado.
Federico le contesto jocosamente que solo tendría que echar un vistazo abajo para saber si le había gustado, Florencia con una mirada de pura lasciva lo observo y vio que ya emana un liquido viscoso de su juguete favorito.
-mmm…sabes yo sigo hambrienta, y sabes que me encanta la fruta, sobre todo cuando esta tan madura-
-¡no!, por favor amor, necesito…-
-se lo que necesitas-
Y antes de que él dijera algo más Florencia se introdujo esa fruta madura a su boca, la succión y la presión era perfecta para que su esposo no terminara tan rápido, aparte las manos de él estaban amarradas y por más que quisiera no podía detenerla, Florencia hizo los movimientos más rápidos y Federico termino con un gruñido ronco y dejándose caer en la cama.
Flor le quitó las cintas y se recostó a lado de él con los cojines más desperdigados en la extensa cama, beso suavemente a su marido.
-Feliz aniversario, amor, Te amo-
-yo también te amo, Flor, por favor no lo dudes-
-¡oh no! Nunca, nunca, nuestro amor es para siempre-
Federico suspiro, no sin antes besarla para dejarla sin aliento.
-en este momento me has dejado cansado pero solo déjame reponer fuerzas y entonces serás mía de la forma más explicita que puedas imaginarte-
Florencia se estremeció y se pego más a su marido, su mano bajo a sondear el miembro de Federico que estaba ya semi-duro de nuevo.
-bueno creo que no tardaras mucho- le dijo Flor picaramente mientras se pegaba más a su marido.

1 comentarios:

Ariadna on 14 de septiembre de 2009, 20:29 dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mi blog de animes y peliculas .Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos cordiales

Blog Widget by LinkWithin
 

Escritora en Femenino Copyright © 2009 Girlymagz is Designed by Bie Girl Vector by Ipietoon